visitas

viernes, 24 de enero de 2020

Casado manda y amenaza cómo y con quién debe o no reunirse el gobierno






















El PP y VOX se meten en la agenda del gobierno con el saco del bobo "el que no baila es un traidor".
Con frases torpes e infantiles, Pablo Casado y su asociado Santiago Abascal, intentan presionar al gobierno para que aplauda, repudie, se junte, use, enarbole, critique según sus personales criterios a través de fracesitas amenazantes que enarbolan como el undécimo mandamiento de las democracias unidas, según castigan como patriótico o no patriotico, fiel o infiel en el manual del bobo.
El que no baila es un infiel, el que no levanta la mano es un inmigrante, el que no festeja es un apátrida, el que no usa pulserita es un cretino, el que se junta con fulano es un traidor, el que no recibe a mengano es un homófobo y así infinitamente.
Con estas torpes intenciones, amenazan al gobierno de coalición con levantar las manos y bajarlas cuando toque y ordene el mandamiento que viene según el PP y VOX. Cruzar las piernas, juntarse con tal o cual, a criticar so pena de imprecar o pecar con alguna cosa, como aquella popular frase en la que se debe gritar viva el rey o viva España, de lo contrario no se es Español y el "cuidadito" de hablar catalán, gallego o el valenciano, cuando la inmensa mayoría ni siquiera escribe el español como debiera.
En fin, una forma estúpida de fundamentar nada, una oposición que tiene dificultad para argumentar una crítica con cuidado y ni siquiera habilidad para comprender que la mayoría de los españoles no saltan porque algún señorito se lo indique. Queda claro y de hecho además, que la agenda de este nuevo gobierno, gobierno de las urnas, salta cuando le importa saltar, se reúne con quien se quiere reunir, repudia o aplaude cuando quiere repudiar o aplaudir sin pecado concebido, sólo restringido o permitido por ley. No precisamente, por lo que juzgue el señor Casado o el otro más despavorido, Santiago Abascal.
A nadie se le ocurrió marcarle la agenda a Mariano Rajoy que viajó a Pekín para entrevistarse con el comunista presidente chino, Xi Jinping y el mismísimo Rajoy quien sostenía también relaciones con el jeque de Arabia Saudí, un país con las características que todos conocemos. Por otro lado José María Aznar tenía buen afecto con Muammar al-Gadafi con entrevistas y llamadas telefónicas.
Felipe VI recibió  en Zarzuela al príncipe heredero de Arabia Saudí Mohamed bin Salmán (considerado el cerebro del estrangulamiento y muerte de un periodista, aparte de provenir de donde proviene).
 A todo esto, parafraseando el "manual de mandamiento" Casado/Abascal , se me ocurre la frase aplicable en estos últimos casos "Dime con quien andas y te diré quién eres", aunque no he leído la letrita pequeña donde pueden estár las excepciones y los inmunes, porque dicen las malas lenguas, que las brujas existen y están por todos lados. Por eso, con la misma torpeza le podría dedicar una fracesita para Casado que me la inventé en este momento, espero que los medios no la retransmitan. "la carrera de abogacía en 5 meses sólo es posible en España, propia de los españoles más españoles que ningún español".
En fin, una moda de exabruptos  políticos, de dichos y diretes que alguna prensa adicta utiliza como si la nota emanara o fundamentara por si misma una cosa seria o útil.

Cuquita Rojo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Foro de debate y discursión